El papiro Graecus Holmiensis, más conocido como papiro de Estocolmo, contiene recetas artesanales que provienen de Egipto c. 300 AD. Está escrito en griego y puedes encontrar en él 154 recetas para teñir (principalmente el proceso de mordentado), colorear piedras preciosas, limpiar (purificar) perlas e imitar oro y plata.

Fue encontrado en Tebas por Giovanni Anastasi, quien lo donó al gobierno sueco en 1832. Se publicó por primera vez traducido por Otto Lagercrantz en 1913.

Si nos centramos en los procesos de teñido descritos, cabe destacar las técnicas descritas para la fijación de los tintes. Como sigue ocurriendo hoy en día, para la obtención de tintes estables, eran muy importantes una serie de operaciones previas: lavado, desgrasado y proceso de mordentado de la fibra. Además se añadían al baño de tinte ciertos compuestos que permitían una mayor fijación.

La mayoría de las moléculas de los colorantes que se extraen de las plantas o animales, no son capaces de unirse por sí solas a las fibras textiles. De ahí la importancia de los mordientes. Estas moléculas se combinan fácilmente con sales metálicas (mordientes) formando lo que la química moderna conoce con el nombre de quelatos. Aunque en la antigüedad no conocían la química involucrada en este proceso, ya detectaron que los colorantes perduraban más de este modo.

El término griego que aparece en los papiros técnicos del Egipto romano para definir a una materia como mordiente es στυπτικά. y al acto de mordentar se le denomina στύφεω; que significa: compactar, fortalecer, dar consistencia, reforzar, tener un efecto astringente.

Los mordientes se pueden clasificar dos clases según su origen: orgánicos e inorgánicos. Como
mordientes orgánicos se pueden utilizar tanto productos de origen animal como vegetal.

Ejemplos son la orina, los excrementos, la bilis, la sangre y las grasas animales, que se han utilizado como mordientes desde siempre. También las pieles y cáscaras de algunos frutos como la granada y la nuez, y las cortezas de los troncos de árboles como el pino, el roble, el fresno, el tilo o el abedul por su riqueza en taninos: que son sustancias astringentes que favorecen la fijación de la materia colorante.

El Papiro de Leiden X contiene además el uso de mordientes orgánicos e inorgánicos en los s. III-VI d.C. como son: Melanterita (sulfato de hierro), vitriolo (sulfato de cobre), alumbre, calcitas, cinabrio (sulfuro de mercurio), deposiciones, corteza de granada, de acacia, orina y aloe, especificando que todas ellas son aptas para la tintura.

La granada en el proceso de mordentado

Teñir con granada
Fuente: Wikipedia

La granada se utilizaba como mordiente y en el antiguo Egipto se llamaba inhmn. Ellos conocían sus propiedades astringentes, por lo que se utilizaba en mezclas medicinales. Pero además, sus cortezas también se usaron para teñir en amarillo las pieles. Este es uno de los tintes naturales que seguimos utilizando hoy en día.

La Acacia, tinte y mordiente a la vez

La acacia como tintes y mordiente en los tintes naturales
Fuente: Wikipedia

Otra de las sustancias tintóreas enumeradas estos papiros es la acacia, ἀκακία, en concreto la Acacia nilótica, un árbol presente en Egipto. En ellos se prescribe como teñir específicamente la lana especificando que no se debe mordentar, ya que la acacia y el plomo del caldero ya generan una mezcla de mordientes.

El rojo rosado que produce el krimnos (cochinilla egipcia) con una base de acacia, más marrón, nos daría un color púrpura que era un color de entre los más apreciados.

Proceso de mordentado con agallas de roble

La agalla de roble es el resultado de la picadura de un insecto al depositar sus huevos en las ramas del Querqus robur L. Los autores antiguos creían que éste era el fruto del roble, por lo que había dos tipos de agallas; un pequeña verrugosa y compacta, y otra redondeada y lisa. La agalla que se aconsejaba que se eligiera, era la verrugosa, porque era la más eficaz mencionando también que remojadas en vinagre o en agua ennegrecen los cabellos, propiedad que le confiere su riqueza en taninos.

Proceso de mordentado
Fuente: Wikipedia

Las agallas parecen mencionadas en numerosas recetas desde los papiros técnicos hasta el descubrimiento de los tintes sintéticos y hoy en día no hay persona que tiña con tintes naturales que no los haya utilizado alguna vez.

En el P. Estocolmo. aparece un proceso de mordentado que utiliza la agalla de roble junto al alumbre y a la flor de cobre.

“Mordentado de la púrpura siciliana”.
Poner en un caldero de cobre 8 congios de agua, 172 minas de alumbre, 1 mina de flor de cobre, 1 mina de agalla de roble. Cuando empiece a hervir poner una mina de lana lavada y cuando ha hervido dos o tres veces retirar. Si se deja demasiado tiempo la púrpura se hará roja. retirar, lavar y ya estará mordentada.

La parte en la que explica el uso de la orina y de la sangre me lo voy a saltar, pero me parece muy curioso saber que por ejemplo se utiliza la leche de vaca en una receta que describe el proceso para extraer el principio colorante del azufre e imitar el color amarillo del oro.

Fijadores para los tintes naturales

Debemos diferenciar entre el proceso de mordentado y la fijación, ya que es muy común confundir ambas acciones. Mientras el mordiente actúa sobre la fibra a teñir, el fijador se añade a la mezcla y reacciona con la materia tintórea principal, que es la que aporta el principio colorante.

Suelen ser sustancias muy ricas en taninos que forman sales insolubles aumentando la solidez de la materia colorante.

Los alquimistas griegos que desarrollaron sus actividades en Alejandría, como Zósimo de Panópolis, argumentan en sus tratados sobre la necesidad de la fijación para que, lo que ellos llaman “el espíritu tinctorial”, no se pierda.

Demócrito, Zósimo y María la judía aconsejaban un tratamiento completo: fijación, proceso de mordentado y tinte con un solo licor que embeba, tiña, y fije a la vez.

Moringa peregrina

Elaboración tintes naturales
Fuente: Wikipedia

Existen numerosas recetas antiguas para uso medicinal de la M. peregrina, además era una planta que se usaba para colorear perfumes.

La estabilidad del aceite de Moringa protege las disoluciones e impide su corrupción, lo que favorece la elaboración de un buen tinte.

Beleño negro

Fijar tintes naturales
Fuente: Wikipedia

Se trata de una planta muy tóxica y en las farmacopeas del XVI se encuentran algunas fórmulas para preparar tinturas simples con él, como por ejemplo la tinctura hyosciami L. E. D., elaborada con beleño negro y alcohol en proporción 1/8, ya que las semillas favorecen la fijación de las materias colorantes insolubles en agua. El problema es que tan sólo 2 g. de rizoma de esta planta son letales para una persona, por lo que, posiblemente, pudiéndose usar otros fijadores menos tóxicos con el mismo fin, esta planta no llegaría a utilizarse más que en algún experimento puntual llevado a cabo por los alquimistas.

Ombligo de Venus

Fuente: hanganadolosmalos.blogspot.com

Ambos papiros recomiendan para fijar la orcaneta (que es una planta) el cotyledon (cotyledon umbilicus es el nombre científico del ombligo de Venus). En el P. Leiden X se recomienda el uso del cotyledon y el alumbre a partes iguales, triturados y mezclados en disolución con la orcaneta.

El ombligo de venus posee taninos y mucílagos en su composición química. Los taninos, por su naturaleza ácida, pueden combinarse con los metales de los mordientes formando quelatos. Por tanto además de fijar la orcaneta funcionaría, a la vez, como mordiente.

βoλβóς: bulbo comestible

Fijador de tintes naturales
Fuente: Wikipedia

Teofrasto utilizó este término para describir una planta de flores semejantes al Jacinto, como el Muscari. El Muscari comosum L. crece de manera natural en Europa meridional, el Medio Oriente y el norte de África. El extracto de Muscari comosum L. posee una actividad antioxidante y quelante de los metales, lo que afirmaría su uso como fijador de materias colorantes. Contiene en su composición fenoles y flavonoides (quercetina). La quercetina es un polifenol, al igual que los taninos, pero carece de la acidez de estos. Pertenece a una clase de sustancias solubles en agua, presentes en las plantas colorantes, y que da un color amarillo.

La mitología griega relata que las ropas de la diosa afrodita se tiñeron de amarillo al introducirlas en un baño de azafrán y jacinto, haciendo referencia a este bulbo.

La manzana pérsica

Fijar tintes y curtir cueros
Fuente: Wikipedia

El término griego κίτριον consideramos que hace referencia a la especie botánica Citrus medica L. Dioscórides dice que las hojas, las flores y los tallos tienen propiedades estípticas, lo que implica que sirven para fijar y curtir. Los aceites esenciales presentes en las hojas pueden servir de disolventes y fijadores de la materia colorante de la orcaneta y del fucus, tintes fugitivos. Hoy sabemos que mordentando las fibras con sales inorgánicas y metiéndolas posteriormente en un baño de tinte con diferentes drogas fijadoras, se forma una sustancia insoluble que fija fuertemente los colorantes vegetales como el fucus y la orcaneta, de por si poco sólidos.

Aparte de la fijación del colorante, con este proceso también se conseguían diferentes matices del color.


Como ves, la importancia en la Antigüedad de los tintes naturales y por ende, de los mordientes que permitían su fijación es indiscutible. Es gracias a estos conocimientos y a estos procesos podemos admirar los colores de muchos tejidos de la época.

Hoy en día las personas que teñimos con tintes naturales utilizamos un procesos muy similares. Si te interesa conocer nuestras fibras teñidas de forma artesanal, te invitamos a curiosear por nuestra tienda online.

NOTA: Aquí puedes ver el papiro digitalizado: https://archive.org/details/urn-nbn-se-kb-digark-5856502/page/n15/mode/2up?view=theater

Fuentes:

https://psicologosenlinea.net/14098-papiro-graecus-holmiensis.html

Research Gate: Mordientes orgánicos y drogas fijadoras prescritas en los papiros Graecus Holmiensis y Leiden X.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En esta casa tenemos galletitas, pero como en todas, ¿no? Si haces clic en Aceptar todas, das tu consentimiento al uso de todas las cookies. Si deseas realizar un consentimiento controlado, haz clic aquí Preferencias de cookies.    Ver política de cookies
Privacidad
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?
Toñi y Lidia
¡Hola! ¡Estamos aquí para lo que necesites, no dudes en preguntarnos cualquier duda!