La realidad supera a la ficción en cosas tan sencillas como puede ser un hilo. Pero ojo, que hilo a hilo…

Es sabido que cada vez somos más las personas que queremos tejer y vestir de manera sostenible. Por este motivo, vemos que se está invirtiendo mucho en investigar múltiples formas de obtener nuevas fibras que reduzcan su impacto en nuestro planeta, ya sea en origen (cultivo), como es su fabricación o capacidad de biodegradarse.

Y como sabes que nos gusta mucho estar al día de estas tendencias, así que hemos realizado nuestro particular TOP 8 de fibras textiles novedosas y sostenibles, de la menos a la más sorprendente bajo nuestro criterio. ¿Vamos allá?

8. Ortiga

Fibras textiles novedosas y sostenibles: ortiga
Photo by Mike on Pexels.com

Erróneamente considerada como mala hierba, la ortiga tiene propiedades excepcionales. Además de crecer con facilidad y con poca agua, requiere pocos fertilizantes. Sus fibras son largas por lo que permite un hilado manual de con mucha resistencia y finura. Al igual que el cáñamo crece bien sin pesticidas, por lo que es una alternativa muy interesante para terrenos donde otras plantas no se desarrollan bien. 

El caso es que aunque es una fibra novedosa, al menos para nosotras, has de saber que las ortigas se han utilizado en la industria textil desde la época medieval. Era el textil vegetal más importante de Europa. 

Por último, algo a destacar de este material, es que al ser una fibra hueca es aislante, por tanto fresca en verano y cálida para invierno.

7. Algas marinas

Fibras textiles novedosas y sostenibles; algas
Photo by Laker on Pexels.com

Este hilo se obtiene a partir de una transformación de bajo impacto ambiental. La empresa que lo fabrica se llama AlgiKnit, tiene sede en Nueva York y fabrica este hilo biológico gracias al biopolímero “alginato” que se encuentra en este caso en la laminaria digitata. Esta variedad crece hasta 10 veces más rápido que el bambú y se cultiva en granjas acuáticas de todo el mundo en comunidades costeras, a menudo por pescadores y mujeres, lo que les proporciona ingresos durante la temporada baja. El alginato, combinado con otros biopolímeros renovables para producir hilo, es lo suficientemente fuerte para ser tejido a mano o por máquina para su uso en la fabricación textil. El producto final se puede teñir con pigmentos naturales.

6. Seda de pétalos de rosa

Fibras textiles novedosas y sostenibles: seda de pétalos de rosa
Photo by Анна Орлова on Pexels.com

Esta fibra celulósica (de origen vegetal) “deriva de un tipo de rosal de la India”, de los pétalos ya caídos. según explica William Lundgren, CEO de la marca Bite Studios.


Por si no lo sabes, en este universo de las fibras de origen vegetal, hay dos grandes grupos. Por un lado tenemos las fibras como el algodón, cáñamo, lino, ortiga que se producen directamente de la planta; y por otro están el bambú, viscosa, seacell y esta fibra de rosa que se somete a un procesado en el que primero se obtiene la celulosa y, posteriormente, se fabrica la fibra a partir de ella. A veces este procesado no es muy libre de tóxicos que digamos.

6. Tejido de leche

Fibras textiles novedosas y sostenibles: fibra de leche
Photo by Nastasya Day on Pexels.com

Anke Domaske, una diseñadora alemana, ha desarrollado un nuevo textil que no contamina y evita alergias. Te preguntarás cómo es posible obtener una fibra partiendo de la leche, pues te lo contamos:

Primero se reduce la leche a polvo proteínico (principalmente caseína), después se coloca en una máquina mezcladora con agua y otras sustancias naturales, como por ejemplo, cera de abejas. Se forman hilos que puedan tejerse y así crear una tela con una textura muy similar a la de la seda: brillante y suave. 

No nos pilla por sorpresa por tanto que Anke recibira el premio a la innovación de la Asociación de Investigación textil de Alemania, ya que esta nueva fibra además de sostenible es revolucionaria. ¿Sabes que solo se necesitan dos litros de agua por cada kilo? 

4. Orange Silk. 

Continuamos con estas increíbles fibras textiles novedosas y sostenibles.

Cuando te haces un zumo, piensa en la cantidad de desperdicios que tiene cada naranja. Pues estamos de enhorabuena, porque hay una empresa italiana, que se llama Orange Fiber que convierte estos desechos en una fibra natural con una baja huella de carbono. Se extrae la celulosa cítrica de las cáscaras de naranja sobrantes y la convierte en una fibra similar a la seda. ¿No te encantaría tejer algo así? A nosotras sí.

3. S.Cafe

Fibras textiles novedosas y sostenibles: fibra de piel de naranja
Photo by Engin Akyurt on Pexels.com

Con solo tres tazas de café molido y cinco botellas de plástico recicladas, se puede fabricar suficiente fibra S. Café para una camiseta. Este hilo lo fabrica desde 2008 una empresa taiwanesa llamada Yingtex y lo mejor es que los residuos de café provienen de cafeterías y tiendas en Taiwán.

Algunas características de esta fibra son que es desodorizante, seca rápido y es resistente a los rayos UV.

2. Microsilk

Los hilos de tela de araña (como lo lees) son cinco veces más resistentes que el acero y además son muy flexibles. Es por ello que Bolt Threads, a través de ingenieria bio-genética produce a partir de las telas de araña proteínas de seda mediante un proceso de fermentación con agua y azúcar. Estás alucinando, ¿no?. Pues esta seda líquida se hila en fibras y con ella se tejen prendas. Como no utiliza elementos tóxicos en su proceso, se considera una fibra renovable y totalmente sostenible. Impresionante. 

1. Mestic

Y llegamos al número uno de fibras sorprendentes. Si estás de pie toma asiento porque vas a alucinar. Parece ser que el exceso de estiércol de vaca de la ganadería lechera intensiva ha llevado a una saturación en varios países europeos y por ello Jalila Essaïdi propuso que utilizar dicho estiércol producir fibras bioplásticas y sostenibles.

Resulta que el estiércol de vaca está compuesto por un 35% de celulosa, así que  por lo que con las cantidades globales de exceso de estiércol, habría suficiente celulosa para satisfacer la demanda de fibras y llegar a reemplazar el algodón, que actualmente es el cultivo con la mayor huella de carbono en el mercado. Curiosea más por aquí.

La verdad que es un tema apasionante este de las fibras textiles novedosas y sostenibles, ¿no crees? Cuéntanos si te apetece, ¿qué te ha parecido? ¿Cuáles te gustaría tejer?

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En esta casa tenemos galletitas, pero como en todas, ¿no? Si haces clic en Aceptar todas, das tu consentimiento al uso de todas las cookies. Si deseas realizar un consentimiento controlado, haz clic aquí Preferencias de cookies.    Ver política de cookies
Privacidad
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?
Toñi y Lidia
¡Hola! ¡Estamos aquí para lo que necesites, no dudes en preguntarnos cualquier duda!